Archivo para 29/06/2012

DUBAI la ciudad del futuro

29/06/2012

DUBAI LA CIUDAD DEL FUTURO

Dubai es un destino difícil de explorar a pie, ya que muchos de sus puntos de interés como Deira o la playa de Jumeirah se sitúan a gran distancia unos de otros. La visita al centro de la ciudad se divide en dos zonas de interés: Deira, al norte de la cala, y Bur Dubai, al sur. Deira, en la orilla derecha de la vía fluvial, representa el corazón comercial y financiero de la ciudad y también alberga las mejores tiendas. Aquí se encuentran varios zocos, entre los que destaca el zoco de las especias, el zoco viejo de Deira y el zoco cubierto de Dubai. Deira es también la parte más ambientada de Dubai y en sus calles se puede sentir la frenética actividad comercial, que contrasta con la calma y el orden que reinan en el resto de la ciudad. La zona histórica de Bur Dubai, sin embargo, tiene menos bullicio pero alberga algunos lugares de interés turístico como el Museo de Dubai, la Gran Mezquita y la Casa de Sheikh Saeed Al-Maktoum.

La cala de Dubai resulta también de interés para el turista. Se puede cruzar en una de las embarcaciones tradicionales (dhow) o simplemente caminar por sus orillas a lo largo del paseo de Bur Dubai. Desde esta orilla se obtiene una buena perspectiva del ultramoderno perfil de la ciudad, que se extiende en la orilla de enfrente. Al oeste de la cala se encuentra la Playa de Jumeirah, que en realidad no es una playa como tal, sino una amplia extensión de arena rodeada por las cálidas aguas del Golfo Pérsico. Gran parte de esta extensión pertenece en la actualidad a los hoteles privados que están proliferando por la zona, aunque una vez en la arena hay pocos obstáculos para pasear libremente por donde se quiera. Mucho de los mejores hoteles de la ciudad se encuentran en dicha playa y uno de los más importantes es la inconfundible mole del Burj al Arab. También lugares para el ocio como el parque acuático Wild Wadi Water Park o atracciones más tradicionales como la Mezquita de Jumeirah, que es considerada por muchos como la más bella de Dubai. Otra de las atracciones que se está desarrollando en la zona es Palm Islands, un complejo formado por tres islas frente a la costa de Jumeirah. Dubai está cambiando a un ritmo muy rápido y constantemente se inauguran nuevas atracciones como Ski Dubai, las primeras instalaciones para la práctica del esquí bajo techo de Oriente Medio. En 2008 se terminarán las obras de Burj Dubai, que se espera que sea la torre más alta del mundo. Lejos de la ciudad, el visitante podrá participar en todo tipo de aventuras en el desierto y las montañas con actividades cada vez más populares como los safaris en jeep por cañones y dunas. También se pueden realizar excursiones a los emiratos vecinos y a Omán.

Información turística

Department of Tourism and Commerce Marketing (DTCM) Welcome Bureau
Beni Yas Square, Deira
Tel: (04) 228 5000. Fax: (04) 228 0011.
E-mail: info@dubaitourism.co.ae
Página web: http://www.dubaitourism.co.ae/
Horario: De sábado a jueves de 09.00-21.00, viernes de 15.00-21.00.

El DTCM tiene otras dos oficinas en el aeropuerto y a 40 km (25 millas) fuera de la ciudad, en Sheik Zayed Road, la carretera en dirección a Abu Dhabi.

Transporte público

El medio de transporte más popular en Dubai es el coche. Además, los principales hoteles disponen de servicios de autobús para sus huéspedes. De todos modos, el Municipio de Dubai (tel: (04) 285 9401 ó 221 5555 ó (800) 4848 (línea telefónica de información gratuita); página web: http://www.dm.gov.ae/) ha puesto en marcha un servicio de autobuses públicos con 62 rutas que circulan entre las 06.00 y las 23.00. Los billetes de adultos cuestan 1,50-4,50AED dependiendo del destino y se pagan directamente al subir a bordo. Es aconsejable llevar el importe exacto.

Los pases periódicos son útiles para aquellos que permanezcan más de una semana en Dubai, ya que permiten viajar en autobús por una tarifa más económica. Los pases, horarios y mapas de las rutas de autobús están disponibles en las estaciones de autobús de Deira y Bur Dubai. Los números de las rutas y los autobuses están indicados en árabe e inglés.

Hay sencillas barcas de madera, llamadas abras, que cruzan la cala desde Bur Dubai hasta la estación de Al-Sabkha (desde octubre de 2005 no realizan la travesía hasta la zona del zoco de Deira). Estas embarcaciones dependen del Municipio de Dubai y ofrecen servicios entre las 06.00 y las 24.00 (duración del trayecto: 5 minutos) por la módica cantidad de 0,50AED. Se han introducido recientemente como parte de un programa de conservación embarcaciones de remos que van desde la estación de Creek Park hasta la estación de Public Library. El trayecto cuesta 1AED.

En mayo de 2005 se aprobaron los planes para la creación de una red de metro que contará inicialmente con dos líneas: la Línea Roja, que irá desde la estación de Rashidiya hasta la estación de Jebel Ali, y la Línea Verde, que comunicará el aeropuerto de Dubai con Dubai Health Care City. Los taxis con contador, dependientes de la Dubai Transport Corporation (tel: (04) 264 1111), se distinguen por su color crema y por sus conductores uniformados. En algunas ocasiones, los conductores no tienen un conocimiento muy detallado de toda la ciudad y pueden pedir a los pasajeros indicaciones para llegar a un destino determinado. En los taxis con contador, la tarifa inicial es de 3AED (3,50AED entre las 22.00 y las 06.00), mientras que para los taxis con contador reservados con antelación es de 4AED. A partir del inicio del trayecto, se cobra 1,17AED por cada kilómetro. En los trayectos fuera de los límites de la ciudad se aplican tarifas fijas. Los taxis sin contador suelen tener tarifas a partir de 5AED para trayectos cortos y de 10-15AED para viajes largos dentro de la ciudad, aunque siempre se deben negociar antes. También es posible alquilar un taxi durante 12 horas por un coste fijo de 500AED. No es necesario dejar propina.
Limusinas
Dubai Transport Corporation (tel: (04) 264 1111) y las principales compañías de alquiler de coches (véase Alquiler de coches) ofrecen alquiler de limusinas. La tarifa desde el aeropuerto hasta Deira o Bur Dubai es de aproximadamente 70AED, mientras que el alquiler por un día entero cuesta 1.500AED.

Conduciendo por la ciudad
Dubai dispone de una excelente red de carreteras bien señalizadas y la mayoría de ellas dispone de dos o cuatro carriles. Desafortunadamente, la forma de conducir de la población local no está a la altura de la calidad de las carreteras. Muchos conductores locales circulan a más velocidad de la reglamentaria y se cambian de carril sin previa señalización. Además, los conductores son propensos a realizar repentinas y peligrosas maniobras al volante. Se producen frecuentes accidentes y se recomienda a los visitantes conducir a la defensiva. Fuera del centro de la ciudad, las señales escasean, por lo que resulta esencial proveerse de un buen mapa de carreteras para evitar perderse por el desierto. El aumento de la congestión del tráfico también representa un problema, especialmente en Deira y a lo largo de la playa de Jumeirah. Es obligatorio pagar un impuesto de 20AED si se viaja fuera de los Emiratos Árabes Unidos.

Los aparcamientos de la ciudad están gestionados por el Municipio de Dubai (tel: (800) 4848; página web: http://www.dm.gov.ae/) y cuestan 2AED por hora. Hay dos aparcamientos céntricos cubiertos cerca del zoco de las especias y de la Plaza de Bani Yas, en Deira.

Alquiler de coches
Para alquilar un coche en Dubai se ha de estar en posesión de un Permiso de Conducir Internacional, un pasaporte y una tarjeta de crédito. Los visitantes de ciertos países europeos, americanos y asiáticos pueden obtener un permiso de conducir local temporal si no disponen de licencia internacional. Para ello, se debe mostrar un permiso nacional válido, un pasaporte y dos fotografías de tamaño carné. Es imprescindible tener un seguro contra todo riesgo. En el caso de que se produzca un accidente, la policía debe ser informada y se debe obtener un informe policial por escrito, ya que en caso contrario la compañía de seguros puede no cubrir los gastos de reparación. Los conductores deben tener al menos 21 años de edad y haber estado en posesión de un permiso de conducir durante al menos un año. El límite de edad para alquilar a menudo se establece en los 25 para los modelos más caros. El pago debe efectuarse mediante tarjeta de crédito.

Las principales compañías de alquiler de coches son: Avis (tel: (02) 224 5219; página web: http://www.avis.com/), Budget (tel: (02) 224 5192; página web: http://www.budget.com/) y Fast Rent a Car (tel: (02) 224 5040; página web: http://www.fastuae.com/). El alquiler de un turismo estándar cuesta entre 150AED por día y 850AED por una semana. La cláusula de dispensa por colisión a veces no está incluida en el precio y cuesta alrededor de 20AED diarios.

Alquiler de bicicletas y motocicletas
Debido al paisaje desértico, Dubai no es un paraíso para los ciclistas y son pocos los negocios que se dedican al alquiler de bicicletas. Sin embargo, algunos hoteles sí tienen servicio de alquiler de bicicletas, aunque no siempre esté disponible para los no huéspedes.

Dubai es un destino difícil de explorar a pie, ya que muchos de sus puntos de interés como Deira o la playa de Jumeirah se sitúan a gran distancia unos de otros. La visita al centro de la ciudad se divide en dos zonas de interés: Deira, al norte de la cala, y Bur Dubai, al sur. Deira, en la orilla derecha de la vía fluvial, representa el corazón comercial y financiero de la ciudad y también alberga las mejores tiendas. Aquí se encuentran varios zocos, entre los que destaca el zoco de las especias, el zoco viejo de Deira y el zoco cubierto de Dubai. Deira es también la parte más ambientada de Dubai y en sus calles se puede sentir la frenética actividad comercial, que contrasta con la calma y el orden que reinan en el resto de la ciudad. La zona histórica de Bur Dubai, sin embargo, tiene menos bullicio pero alberga algunos lugares de interés turístico como el Museo de Dubai, la Gran Mezquita y la Casa de Sheikh Saeed Al-Maktoum.

La cala de Dubai resulta también de interés para el turista. Se puede cruzar en una de las embarcaciones tradicionales (dhow) o simplemente caminar por sus orillas a lo largo del paseo de Bur Dubai. Desde esta orilla se obtiene una buena perspectiva del ultramoderno perfil de la ciudad, que se extiende en la orilla de enfrente. Al oeste de la cala se encuentra la Playa de Jumeirah, que en realidad no es una playa como tal, sino una amplia extensión de arena rodeada por las cálidas aguas del Golfo Pérsico. Gran parte de esta extensión pertenece en la actualidad a los hoteles privados que están proliferando por la zona, aunque una vez en la arena hay pocos obstáculos para pasear libremente por donde se quiera. Mucho de los mejores hoteles de la ciudad se encuentran en dicha playa y uno de los más importantes es la inconfundible mole del Burj al Arab. También lugares para el ocio como el parque acuático Wild Wadi Water Park o atracciones más tradicionales como la Mezquita de Jumeirah, que es considerada por muchos como la más bella de Dubai. Otra de las atracciones que se está desarrollando en la zona es Palm Islands, un complejo formado por tres islas frente a la costa de Jumeirah. Dubai está cambiando a un ritmo muy rápido y constantemente se inauguran nuevas atracciones como Ski Dubai, las primeras instalaciones para la práctica del esquí bajo techo de Oriente Medio. En 2008 se terminarán las obras de Burj Dubai, que se espera que sea la torre más alta del mundo. Lejos de la ciudad, el visitante podrá participar en todo tipo de aventuras en el desierto y las montañas con actividades cada vez más populares como los safaris en jeep por cañones y dunas. También se pueden realizar excursiones a los emiratos vecinos y a Omán.

Bastakiya
Antes de que el aire acondicionado y la electricidad llegaran a Dubai, las orillas de la cala solían estar flanqueadas por un conjunto de torres eólicas que mantenían las casas frescas. Una visita al barrio de Bastakiya, con sus tradicionales patios de viviendas adornados por las torres, permite al visitante retroceder en el tiempo. La zona está actualmente en proceso de renovación para reconvertirla en un “pueblo turístico” con la creación de mejores instalaciones para los turistas.

Este del Zoco de Dubai Souk, Al-Fahidi Street
Transporte: Autobús 19 ó abra hasta Bur Dubai.

Palm Islands
Se dice que estas tres islas, las más grandes jamás construidas por el hombre, pueden ser vistas desde la Luna. La isla de Palm Jumeirah contendrá varios hoteles así como residencias privadas cuando abra en 2006. Palm Jebel Ali abrirá en 2008 y tendrá más instalaciones de ocio, incluyendo un parque acuático. La tercera y más grande de las islas, Palm Deira, cuyas obras se planean que finalicen en 2009, estará más orientada hacia el uso residencial y contará con más de 7.000 chalés. También se construirán nuevos puentes que comunicarán las islas con tierra firme en uno de los proyectos de construcción de mayor escala llevados a cabo por el hombre. Las tres islas van a estar acompañadas por “The World”, un ambicioso proyecto que consiste en la creación de un archipiélago de 300 islas que recrea la forma del mundo y sus continentes. Observar el desarrollo de estos proyectos se ha convertido en una de las principales atracciones de Dubai, sobre todo si se hace desde el hotel Burj al Arab.

Tel: (04) 390 3333. Fax: (04) 390 3314.
Página web: http://www.thepalm.co.ae/

Casa de Sheikh Saeed Al-Maktoum’s House
Es una de las casas más antiguas de la ciudad y uno de los mejores ejemplos de arquitectura tradicional. Construida en arenisca en 1896, el edificio ofrece espectaculares vistas del mar que, sin embargo, se han visto ligeramente perjudicadas por la construcción de nuevos bloques. El antiguo dirigente de Dubai solía controlar desde esta casa el tráfico comercial hacia el exterior e interior del país. La casa abrió como museo en 1986 y contiene una exposición que muestra el desarrollo de Dubai desde 1940 hasta 1960.

Cerca del Tunel de Al-Shindagha, Al-Shindagha Road
Tel: (04) 393 7139.
Transporte: Autobús 8, 16, 19 ó 20.
Horario: De sábado a jueves de 08.00-20.30 y viernes de 15.30-21.30.
Entrada: 2AED.

Mezquita de Jumeirah
Este impresionante ejemplo de arquitectura islámica moderna es el edificio más fotografiado de Dubai. Construida enteramente en piedra siguiendo las líneas de la arquitectura medieval fatimí, la mezquita y sus dos minaretes resultan inconfundibles. La mejor hora para visitarla es durante la noche, cuando la tenue iluminación realza el efecto dramático. Los no musulmanes tienen prohibido el acceso a las mezquitas en Dubai, aunque pueden acceder a Jumeirah si forman parte de una visita organizada. Se recomienda comprobar con la oficina de turismo.

Al-Jumeirah Road
Transporte: Autobús 8 ó 20.
Horario: Todos los días 24 horas; acceso de los no musulmanes sólo a través de visitas organizadas.
Entrada: Gratuita.

Gran Mezquita
La Gran Mezquita fue reconstruida en 1998 y cuenta con un minarete que, con sus 70 m (231 pies), es el más alto de la ciudad. Situada en Bur Dubai, en la orilla sur de la cala, la mezquita consta de nueve grandes cúpulas y 45 más pequeñas. Su interior puede albergar hasta 1.200 fieles.

Ali ibin Ali Talib Street
Transporte: Autobús 19.
Horario: Todos los días 24 horas; prohibida la entrada a los no musulmanes.
Entrada: Gratuita.

Zocos
Los zocos o mercados tradicionales son una de las mayores atracciones de la ciudad. Están situados a ambos lados de la cala, siendo el más impresionante el que se encuentra en la orilla de Deira. Merece la pena visitar el Zoco de las Especias, abundante en aromas exóticos y lleno de compradores en busca de gangas. Un paseo por los ambientados zocos es una buena manera de observar cómo era la vida en Dubai antes de que se descubriera petróleo.

Zoco Cubierto de Deira, Al-Sabkha Road
Zoco Viejo de Deira o Zoco de las Especias, 67 Street
Zoco de Oro de Deira, Sikkat al-Khali Street
Zoco del Perfume, Sikkat al-Khali Street
Zoco de Electrónica, Al-Sabkha Road y Al-Maktoum Hospital Road
Zoco de Dubai, Bur Dubai
Transporte: Los autobuses 5, 16, 19 ó 20 realizan paradas en los zocos de Bur Dubai y Deira.
Horario: Todos los días de 07.00-12.00 y de 17.00-19.00; viernes de 17.00-19.00. Entrada: Gratuita.

Ciudad de los Niños
Inaugurada en 2002 en el Dubai Creekside Park, la Ciudad de los Niños se ha convertido en un lugar muy popular entre los más jóvenes. El complejo de 7.700 m2 (82.882 pies cuadrados) consta de varias zonas que ofrecen a los niños la posibilidad de realizar un viaje por el cuerpo humano, la ciencia y el espacio. Sus salas cuentan con suficientes actividades y diversión para mantener ocupado al niño más inquieto. Todas las exposiciones son en inglés y árabe.

Creekside Park
Tel: (04) 334 0808.
Página web: http://www.childrencity.ae/
Transporte: Bus 19.
Horario: De sábado a jueves de 09.00-22.00, viernes de 16.00-22.00.
Entrada: 15 AED; 10AED (niños menores de 16 años); hay descuentos para familias.

Museo de Dubai
El Fuerte Al-Fahidi, que alberga el Museo de Dubai, es toda una atracción. La Fortaleza data de 1799 y fue convertida en museo en 1970. Las exposiciones abarcan desde armas antiguas y trajes de buscadores de perlas hasta todo tipo de objetos militares. Algunos de los objetos más fascinantes que se muestran son los que han sido recuperados de las tumbas en Al-Ghusais, que tienen entre 3.000 y 4.000 años de antigüedad.

Al-Fahidi Road
Tel: (04) 373 7151.
Transporte: Bus 19.
Horario: De sábado a jueves de 08.00-22.00, viernes de 08.00-11.00 y de 1600-2200.
Entrada: 3AED.

Majlis Ghorfat Um-Al-Sheef
Aquí resulta posible vivir de lleno la experiencia del opulento mundo de los adinerados del emirato. El último gobernante de Dubai, Ghorfat Um-Al-Sheef, utilizó este edificio como su segunda casa y en la actualidad está abierto al público. El edificio data de 1955 y su principal punto de interés son los jardines majlis, que incluyen una reproducción de un sistema tradicional de riego árabe.

17 Street, junto a Al-Jumeirah Road
Tel: (04) 394 6343.
Transporte: Autobús 8.
Horario: Todos los días de 07.30-14.30 y de 16.30-21.00.
Entrada: 1AED.

Heritage Village
Heritage Village es un intento de introducir algo de sabor local en el futurista perfil de la ciudad. Se trata de recrear el estilo de vida beduino mediante exhibiciones de artesanía tradicional, canciones y danza. Se puede comprar artesanía local. También hay una pequeña zona para niños con entretenimientos suficientes para mantenerlos ocupados durante la visita.

Cerca del Tunel de Al-Shindagha, Al-Shindagha Road
Tel: (04) 393 7151.
Transporte: Autobús 8, 16, 19 ó 20.
Horario: De sábado a jueves de 08.00-22.00, viernes de 08.00-11.00 y de 16.00-22.00.
Entrada: Gratuita.

Encounter Zone
Escondido en el tercer piso del Wafi City Mall, el moderno centro de ocio Encounter Zone ofrece entretenimiento a gente de todas las edades. Las atracciones más populares son el Laberinto de Cristal, la Cámara de los Horrores y las proyecciones de películas en 3D. El énfasis en Encounter Zone se pone en la diversión sin límites, tanto para niños como adultos, por medio de montañas rusas virtuales y todo tipo de máquinas de videojuegos.

Wafi City Mall
Tel: (04) 324 7747.
Transporte: Autobús 14, 16 ó 44.
Horario: De sábado a martes de 10.00-23.00, de miércoles a jueves de 10.00-24.00.
Entrada: Gratuita.

Playa de Jumeirah
Gran parte de esta larga extensión de arena está dominada por hoteles de lujo y sus instalaciones. Sin embargo, hay un tramo de playa público disponible de arenas blancas y aguas cálidas y cristalinas. Algunos hoteles permiten la entrada a sus piscinas y tramos de playas al público general siempre que paguen un almuerzo o una tarifa simbólica.

Al-Jumeirah Road, junto al Marine Beach Resort
Transporte: Autobús 8 ó 20.
Horario: Todos los días 24 horas
Entrada: Gratuita.

Dubai Vida nocturna
© Creative Commons / Photo_SG
Click here for more images
Tomar una cerveza en algunos países de Oriente Medio puede llevar a la cárcel. Sin embargo, el consumo de alcohol en los bares, restaurantes y hoteles de Dubai está permitido para los no musulmanes. De hecho, resulta fácil olvidar las estrictas leyes musulmanas cuando se está disfrutando de una noche de fiesta en una ciudad cuya vida nocturna es cada vez más impía. Aunque oficialmente sólo los no musulmanes pueden consumir alcohol, a menudo se pueden encontrar árabes tomando una cerveza en alguno de los bares de la ciudad.

La vida nocturna no se concentra en unos barrios concretos, sino que los mejores bares se encuentran en los principales hoteles, situados por toda la ciudad. Muchos de estos locales abren hasta la 01.00 ó las 02.00. Una opción más barata y animada es dirigirse a los bares locales diseminados por las calles de la centro. Las “horas felices” en los bares son bastante normales, mientras que las noches de jueves y sábados son las mejores para salir de fiesta. Los martes y domingos son a menudo las noches en las que sólo salen grupos de chicas, que reciben a menudo bebidas gratis. Una cerveza suele costar entre 15 y 20AED. La edad mínima para consumir alcohol son los 21 años y las horas de apertura de los bares varían, ya que muchos bares de hotel pueden abrir y cerrar cuando quieran. No obstante, la hora de cierre normal son la 01.00 ó las 02.00. Los clubes y discotecas están comenzando a despegar tímidamente y cada vez son más los DJs internacionales que se acercan a Dubai. Por ley, los clubes deben cerrar a las 03.00. Muchas discotecas sólo permiten la entrada a mayores de 25 años. El código de vestimenta suele ser informal, aunque ciertos bares insisten en prohibir la entrada en vaqueros, zapatillas o sandalias. Se puede disfrutar de una noche más tranquila en alguna de las cafeterías de Dubai, en las que se puede fumar tabaco con sabor a manzana en una pipa o shisha.

La revista semanal Time Out puede ser encontrada en muchos hoteles y ofrece un buen resumen de la vida nocturna de la ciudad. Los conserjes de los hoteles a menudo están dispuestos a facilitar información también sobre este tema.
Discotecas
La discoteca más popular de Dubai, de estilo genuinamente londinense, es Planetarium, Planet Hollywood, Wafi City. Planetarium es el local que más DJs internacionales atrae. Scream, en el Ramada Hotel, Al-Mankhool Road, es un local industrial en el que suenan las últimas novedades de música techno. Pancho Villa’s, en el Astoria Hotel, Al-Nahda Street, se ha convertido en toda una institución entre las discotecas de Dubai con su mezcla de música comercial, restaurante y actuaciones en directo. Oxygen, en el Al-Bustan Hotel, y Tangerine, en el Fairmont Dubai, son elegantes discotecas con mucho éxito. El más popular de los nuevos locales es Trilogy, un enorme espacio dividido en tres plantas.
Música
Planet Hollywood, Wafi Pyramids, junto a Al-Qataiyat Road, ofrece una ecléctica selección que abarca desde grupos mediocres hasta buenas bandas de versiones. Bordertown, Al-Rolla Road, es un bar temático mexicano con actuaciones en directo casi todas las noches. La moda actual en el emirato son las décadas de los 70 y los 80, con actuaciones frecuentes de artistas de capa caída en Occidente. The Irish Village, Aviation Club, junto a Al Garhoud Road, también alberga muchas actuaciones.
Bares
Uno de los bares de expatriados más antiguos, The Irish Village, Aviation Club, junto a Al-Garhoud Road, todavía sigue siendo muy popular y ofrece una buena selección de cervezas y terraza al aire libre. Uno de sus competidores más recientes es Carter’s, The Pyramids, Wafi Centre, un elegante local para veinteañeros y treintañeros. Su “hora feliz” de los lunes por la noche es toda una institución local, con todos los cócteles a 10AED. Más elegante aún resulta el minimalista Ginseng, Wafi City, con su iluminación, su decoración de inspiración asiática y sus cócteles de primera calidad. Rock Bottom Café, Regent Place Hotel, Bur Dubai, es un bullicioso local con tres mesas de billar, música en directo y pista de baile. Sho Cho, Dubai Marina Resort, Jumeirah Beach Road, es un bar-restaurante preferido entre la “gente guapa” de Dubai por su vibrante ambiente, sus DJs, cócteles y su embarcadero para fiestas privadas BarZar, en Madinat Jumeirah, es un verdadero oasis con una magnífica carta de vinos y una clientela más madura. El Fatafeet Café, Alseef Road, tiene buenas vistas de la cala y es un lugar muy ambientado en el que disfrutar del tabaco de shisha.
Casinos
El juego está prohibido en Dubai.

EXCURSIONES Y VISITAS

Por medio día

Excursión por dunas: Una de las actividades más populares en Dubai es el “dune bashing”, que consiste en recorrer las dunas del desierto en un vehículo 4×4. Los visitantes no deben alquilar y conducir ellos mismos los vehículos, ya que la conducción por el desierto puede ser peligrosa para los inexpertos. Arabian Adventures (tel: (04) 303 4888; página web: http://www.arabian-adventures.com/) y Alpha Tours (tel: (04) 294 9888; página web: http://www.alphatoursdubai.com/) organizan recorridos con regularidad que combinan trayectos en 4×4 con cenas en el desierto en una recreación de un campamento beduino. Los precios comienzan a partir de 270AED e incluyen cena.

Paseos en camello: Arabian Adventures (tel: (04) 303 4888; página web: http://www.arabian-adventures.com/) ofrece un recorrido que combina paseos en camello con esquí sobre arena. Los paseos a lomos de un camello en una caravana tradicional ofrecen una perspectiva totalmente diferente de los desérticos paisajes de Dubai, permitiendo al turista conocer el estilo de vida tradicional de la región antes de devolverle de golpe al siglo XXI con el excitante deporte del esquí sobre arena. El recorrido de medio día cuesta 220AED y está disponible los lunes, martes y sábados por la mañana.

Por medio día

Montañas Hajar: Esta cadena de montañas, situada a 100 km (62 millas) al sur de Dubai, separa el emirato del vecino Omán. La mejor manera de explorar el accidentado terreno es por medio de un vehículo 4×4. Sus principales puntos de interés son los wadis (cauces de ríos secos), que ofrecen la oportunidad de refrescarse, y la ciudad de Hatta, que ha sido recreada siguiendo un diseño tradicional en un oasis montañoso. Arabian Adventures (tel: (04) 303 4888; página web: http://www.arabian-adventures.com/) y Alpha Tours (tel: (04) 294 9888; página web: http://www.alphatoursdubai.com/) ofrecen recorridos por esta región a partir de 230AED.

Sharjah: Algunos consideran al vecino emirato de Sharjah como un lugar muy industrial y con menos glamour que Dubai, pero para los que tengan suficiente tiempo libre en Dubai, una visita al emirato vecino merece la pena. Sharjah está situado a 20 km (12 millas) al este de Dubai y está bien comunicado por medio de microbuses, aunque resulta más conveniente alquilar un taxi ante la dificultad de conseguir un microbús para volver desde Sharjah. Este emirato está menos desarrollado que Dubai, aunque contiene una buena selección de atracciones de corte más intelectual en su Heritage District. Destacan la Plaza de la Literatura con su Casa de la Poesía, el centro cultural Bait al-Gharbi, el Museo Islámico y el Museo del Patrimonio. A las afueras de este barrio se encuentran también un Museo de Arte y el Fuerte Al-Hisn, un museo que arroja luz sobre la historia del emirato y que muestra como, al igual que Dubai, Sharjah ha evolucionado mucho en muy poco tiempo.

Rebajas, enero-febrero, rebajas, establecimientos comerciales por toda la ciudad (página web: http://www.mydsf.com).
Dubai Desert Classic, enero/febrero, torneo de golf de la PGA, Emirates Golf Club (página web: http://www.dubaidesertclassic.com/).
Exposición canina, febrero, el único evento de este tipo en Oriente Medio, Dubai Golf and Racing Club.
Campeonato de Tenis de Dubai, febrero, Dubai Tennis Stadium (página web: http://www.dubaitennischampionships.com/).
Eid Al-Adha, Dhulhajj, festival de 4 días de duración tras el peregrinaje a La Meca, por toda la ciudad.
Al-Hijra (Año Nuevo Islámico), Muharram (febrero hasta 2006, enero hasta 2007), por toda la ciudad.
Dubai Summer Surprises, junio-agosto, festival de verano orientado a los compradores y a los niños, varias zonas de la ciudad (página web: http://www.mydsf.com).
Dubai Raft Race, octubre, equipos compiten en sus lanchas multicolores, mientras que el público festeja en tierra en un ambiente de carnaval, Al-mina Al-Siyahi.
Ramadán, Ramadán (octubre hasta 2006), durante el mes del ayuno musulmán, los bares y pubs cierran y los restaurantes no sirven alcohol. Incluso los no musulmanes deben abstenerse de comer, beber o fumar en la calle.
UAE Desert Challenge, noviembre, la primera etapa de esta importante carrera automovilística por los Emiratos Árabes Unidos suele comenzar en Dubai, las rutas varían (página web: http://www.uaedesertchallenge.com/).
Eid Al-Fitr, final del Ramadán (octubre hasta 2006, septiembre-octubre de 2007), festival de tres días de duración, por toda la ciudad.
UAE Day, 2 de diciembre, día nacional que celebra la independencia del Reino Unido, por toda la ciudad.
Dubai Rugby Sevens, principios de diciembre, popular evento invernal que atrae multitudes con equipos famosos y fiestas antes y después de los partidos, Dubai Exiles Rugby Club (página web: http://www.dubairugby7s.com/).

Anuncios

China Turistica

29/06/2012

CHINA LA TIERRA DE LOS MIL MATICES

Nombre oficial: República Popular China
Superficie: 9.596.960 km² (de tierra firme)
Población: 1.280.000.000 hab.
Capital: Pekín (12.600.000 hab.)
Nacionalidades y etnias: 93% chino han y minorías procedentes de las regiones de Mongolia, Zhuang, Manchu y Uighur. En total suman 56 nacionalidades en el mismo territorio
Idioma: mandarín (oficial), putonghua (dialecto mandarín de Pekín), cantonés
Religión: confucionismo, budismo, taoísmo, islam (14 millones), cristianismo (7 millones)
Régimen político: república comunista
Jefe del Estado: presidente Hu Jintao
Jefe del Gobierno: primer ministro Wen Jiabao

PIB: 4,5 trillones de dólares
PIB per cápita: 3.600 dólares
Índice de crecimiento: 7,8%
Inflación: 2,8%
Principales recursos económicos: hierro, acero, carbón, maquinaria, industria automovilística, productos químicos, telecomunicaciones, industria textil
Principales socios comerciales: Estados Unidos, Japón, Alemania, Corea del Sur, Taiwan

Visados: Todos los extranjeros necesitan un visado para entrar en China, aunque actualmente los nacionales procedentes de países occidentales no lo requieren si viajan a Hong Kong y Macao. Existe una nueva política de visados que permite la entrada a Shangai a través de los aeropuertos de Pudong o Hongqiao a los visitantes de 17 países (Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Japón, Corea, Luxemburgo, Países Bajos, Nueva Zelanda, Portugal, Singapur, España y Estados Unidos) sin necesidad de un visado y para una estancia máxima de 48 horas. Se contempla la posibilidad de ampliar esta política a otras ciudades.
Condiciones sanitarias: No es obligatorio vacunarse, pero si se tiene previsto visitar zonas poco desarrolladas se aconseja hacerlo contra la hepatitis y la encefalitis japonesa. En las grandes urbes los hospitales cuentan con departamentos para extranjeros, pero en las zonas rurales la asistencia es deficitaria.
Hora local: GMT+8 (todo el país se rige por la hora de Pekín)
Electricidad: 220V, 50 AC. Los enchufes son de tres entradas angulosas, tres entradas redondas, dos entradas planas o dos entradas redondas y estrechas.
Pesos y medidas: sistema métrico

Las estaciones idóneas para visitar el país son la primavera (de marzo a abril) y el otoño (de septiembre a octubre). Las temperaturas durante el día varían entre los 20 y los 30ºC en estas épocas, pero las noches pueden ser gélidas y húmedas. Se recomienda evitar viajar a China durante las principales fiestas nacionales, ya que resulta difícil desplazarse por el país y encontrar alojamiento.
El Año Nuevo chino (o Festival de Primavera ) comienza el primer día del calendario lunar, que normalmente coincide con febrero. Aunque oficialmente sólo dura tres días, la mayoría lo festejan durante una semana. En esos días, el ruido de los petardos es ensordecedor y el precio del alojamiento también se dispara. El Festival de los Faroles no es día de fiesta nacional, pero sí un gran festival repleto de colorido. Se celebra el decimoquinto día de la primera luna (entre mediados de febrero y mediados de marzo) y marca el final de las celebraciones del nuevo año. En este período se representa la famosa danza del león. El Ching Ming (o el Día del Barrido de Tumbas) se conmemora en abril; las familias lo dedican a atender las tumbas de los seres queridos. En junio tiene lugar en Hong Kong una de las celebraciones anuales más animadas del país, el Festival de los barcos dragón, en honor al poeta Wut Yuan, que se caracteriza por las carreras entre equipos en largas canoas decoradas. Algunos occidentales participan en esta competición, pero se necesita mucha práctica para sincronizar los movimientos de todos los remadores.

Durante los días de luna llena, creciente y menguante, se pronuncian oraciones especiales en los templos budistas y taoístas. Entre las festividades relacionadas con los templos y la luna, destaca el Cumpleaños de Guanyin (de finales de marzo a finales de abril), el Aniversario de Mazu (mayo o junio), el Festival del Agua (del 13 al 15 de abril), el Mes de los Fantasmas (de finales de agosto a finales de septiembre), el Festival de la Luna de Mediados de Otoño (octubre) y el Cumpleaños de Confucio (el 28 de septiembre).
Moneda
Renminbi. La unidad básica es el yuan.

Comidas
· Presupuesto bajo: entre 1 y 2 dólares
· Presupuesto medio: entre 5 y 10 dólares
· Presupuesto alto: a partir de 10 dólares

Alojamiento

· Presupuesto bajo: entre 25 y 35 dólares (al este de China), entre 5 y 12 dólares (al oeste de China)
· Presupuesto medio: entre 35 y 100 dólares
· Presupuesto alto: a partir de 100 dólares

La parte oriental de China es más cara que la occidental. El presupuesto medio diario para la zona este puede ajustarse a 50 dólares estadounidenses. Sin embargo, si se visita la zona oeste, el presupuesto diario no tiene por qué superar los 25 dólares. El mayor gasto vendrá ocasionado por los largos viajes en tren. Comer no es caro en China, y si se es cuidadoso no se gastarán más de 7 dólares por jornada. El contrapunto lo pone el cobro al viajero del precio turístico, una práctica que anima a realizar el propio gobierno.

Se aconseja llevar dólares. La moneda extranjera y los cheques de viaje se pueden canjear en las principales sucursales del Banco de China, en los hoteles, en las tiendas de la amistad y en los grandes almacenes. Los establecimientos hoteleros, por lo general, ofrecen el tipo de cambio oficial. Es necesario guardar los recibos de las operaciones efectuadas para poder cambiar al final de la estancia los renminbi sobrantes. Se aconseja llevar cheques de viaje, porque el tipo de cambio que se les aplica es mejor que el del dinero en metálico. Los más comunes son Thomas Cook, American Express y Bank of America.

La utilización de tarjetas de crédito está ganando terreno en China; las más difundidas son la Visa, MasterCard, American Express (sucursales de Pekín, Shangai, Guangzhou y Xiamen), JCB y Diners Club. Los hoteles de categoría media a alta aceptan las tarjetas de crédito como medio de pago, al igual que las tiendas de la amistad y los grandes almacenes, pero no se podrán pagar los billetes de viaje con tarjeta. En las principales oficinas del Banco de China, se puede retirar dinero en metálico con la tarjeta de crédito con una comisión del 4%. En China, no es costumbre dejar propina, pero sí es habitual el regateo en tiendas, puestos callejeros y hoteles, aunque nunca en los grandes almacenes.

Pekín

Como capital del país, Pekín ensombrece al resto de China. Independientemente de la hora marcada por los meridianos, la suya es la hora oficial que siguen todos. El dialecto de la ciudad, el putonghua, se habla por todo el país, e incluso lugares tan remotos como el Tíbet y ürümqi se ven obligados a dirigirse al gobierno central para solucionar cualquier asunto. Pekín es en realidad la pieza clave de la República Popular China, con largos y rectos bulevares entrecruzados por carriles. Los focos de interés localizados en las avenidas son fáciles de encontrar, pero los que se encuentran escondidos en las callejuelas adyacentes son prácticamente imposibles de hallar. El corazón de la ciudad fue en un tiempo un recinto amurallado y aún conserva su antigua simetría, basada en un eje que la cruza de Norte a Sur y que atraviesa la entrada principal de Qianmen.
Shanghai

Tachada de ser La prostituta del Este, El París de la China o La perla de Oriente, Shangai simboliza desde hace mucho el abuso de Occidente sobre Oriente. En los años posteriores a 1949, su llamativo pasado y su aspecto extranjero supusieron una mancha permanente para la mentalidad de la República Popular China. La ciudad está dividida en dos por el río Huangpu, y la mayoría de los lugares de interés se encuentran en Puxi. Se dice que en la ciudad habitan la mitad de las grullas del mundo y, a juzgar por la imagen de su horizonte, esta afirmación debe ser cierta. La mejor época para visitar la ciudad es el otoño y la primavera, ya que el invierno y el verano soportan temperaturas extremas. Shangai se encuentra a 15 horas en tren de Pekín.
Hong Kong

El dinamismo que desprende Hong Kong es difícil de olvidar. Desde el ventajoso emplazamiento del pico de la Victoria, se divisa el puerto más bullicioso del mundo y una ciudad no sólo destinada a hacer dinero, sino también una ciudad que disfruta haciéndolo. Por la noche, es como asomarse a un volcán. A pesar de su pasado colonial, Hong Kong ha estado siempre apegada a sus raíces, y la cultura que se esconde bajo tanta ostentación es puramente china. Esto no evitó, sin embargo, que sus ciudadanos se sintieran un tanto recelosos con la idea de la reunificación de la ciudad con China tras la devolución británica en 1997, sentimiento que hoy en día prácticamente se ha erradicado. Los visitantes requieren unos cuantos días en Hong Kong para acostumbrarse a su ritmo de vida vertiginoso. Si se necesita un respiro, se recomienda visitar las islas Outlying, un completo cambio de tiempo y escenario. El viaje en tren desde Pekín dura 30 horas. Obviamente, el avión es más rápido, pero el precio del billete sería tan elevado como el de un viaje entre Hong Kong y Los Ángeles.
Xi’an

Xi’an fue en su día un importante cruce de caminos de las rutas comerciales entre China oriental y Asia central; incluso hubo un tiempo en que rivalizó con Roma y, más tarde, con Constantinopla, por el título de la ciudad más poderosa del mundo. Hoy en día es uno de los principales puntos de interés, en parte debido al ejército de guerreros de terracota descubierto en las afueras, al este de la urbe. Las excavaciones se iniciaron en 1974, y hasta la fecha se han clasificado más de diez mil figuras. Enterrados en panteones, se han hallado soldados, arqueros portando armas reales y carros en formación de batalla, con un aspecto tan fiero y real como la cerámica pueda permitir. Otros de los atractivos de la localidad son sus murallas, el barrio musulmán y el pueblo neolítico de Banpo, una recreación de la Prehistoria. Xi’an se encuentra a 16 horas en tren de Pekín. Si se dispone de dinero en metálico, un vuelo cuesta alrededor de 120 dólares.
Macao

Desde que los primeros galeones portugueses arribaron a su costa en los albores del siglo XV, la ciudad de Macao se ha convertido en un memorable lugar de encuentros de culturas. Su símbolo es San Pablo, la espectacular y desmoronada fachada de una catedral diseñada por un italiano, edificada por japoneses para uso de los portugueses y casi destruida por un tifón chino. Desde el monte Fort, se disfruta de unas bellas vistas de esta compacta urbe, y en el fuerte Guia se puede visitar una rústica capilla del siglo XVII y el faro más antiguo de la costa china. El lugar de culto con más con más solera, aún activo, es el templo Kun Iam, con más de cuatrocientos años de antigüedad, dedicado a la reina del cielo y diosa de la piedad. A todo esto hay que añadir una fantástica combinación de cocina portuguesa y china, una ajetreada vida nocturna, centrada en el casino, y un entramado de calles adoquinadas y plazas sombreadas, el antídoto perfecto para reponerse de Hong Kong y del resto del país. Macao se encuentra a 65 km por mar de Hong Kong.
La bicicleta es el símbolo oficioso de China; con más de 300 millones en circulación, no habrá problema para alquilar desde un antiguo y desvencijado modelo local hasta una bicicleta de montaña con velocidades. Incluso en las ciudades que no reciben la visita de muchos turistas existen tiendas de alquiler para los propios chinos de paso por la ciudad. Las rutas ciclistas cuentan con gran aceptación en el país; por ello, muchas agencias de viaje, tanto chinas como occidentales, ofrecen entre sus programas excursiones con diversos circuitos. Acampar a lo largo de la ruta ciclista es también una opción, siempre que se encuentre un hueco libre.

Si no fuera por la cantidad de permisos exigidos, habría una gran avalancha de visitas al país para practicar el alpinismo, el descenso de rápidos, el ala delta y otros deportes de aventura. En vez de eso, lo más probable es encontrar montañas desiertas. Al menos los senderistas pueden ir por el país sin necesidad de permisos, ya que no requieren de mucho equipo. Las posibilidades de realizar senderismo para personas más preparadas físicamente se limitan a los senderos acotados con barandillas, con escalones y plagados de puestos ambulantes y de restaurantes. La solución es ir por debajo de la superficie y hacer divertidas excursiones a cuevas, en especial en las provincias del suroeste del país, aunque para ello haya que empaparse y ensuciarse.

En Mongolia central y en los desiertos que rodean Dunhuang (provincia de Gansu), los paseos en camellos son usuales. Dedicar el día a montar a caballo por las colinas de Xinjiang y por la zona oeste de Pekín puede ser también una actividad interesante. El invierno brinda la opción de practicar patinaje sobre hielo en la zona de lagos de Pekín, además del esquí (descenso y esquí de fondo) en las provincias del noroeste del país. A los occidentales con un número de pie grande se les recomienda llevar sus propias botas de esquí.

Otra actividad más relajada es la del taichi, una popular forma de ejercicio de movimientos lentos que se practica en casi todos los parques del país a primera hora de la mañana y en la que los principiantes siempre son bienvenidos. Para ejercitar el cerebro, se recomienda alguno de los cursos que organizan la mayoría de las universidades para estudiantes extranjeros; entre sus asignaturas ofrecen lengua china, medicina china, acupuntura, pintura con pincel y música.
La caligrafía ha sido considerada tradicionalmente como la forma de arte visual más elevada de China, hasta el punto de juzgarse el carácter de una persona por la elegancia de su escritura. Por todo el país pueden apreciarse ejemplos de caligrafía decorativa en templos, paredes de cuevas, laderas de montañas y monumentos. Los instrumentos básicos de la caligrafía, el pincel y la tinta, son también las herramientas de la pintura china, en la que los únicos elementos relevantes son el trazado de la línea y el tono.

A pesar de los estragos del tiempo, la guerra y las ideologías, desde el punto de vista arquitectónico aún hay mucho por ver. Entre los restos del pasado, figuran las construcciones imperiales de Pekín, los edificios coloniales de Shangai, algún que otro pueblo y templos budistas, confucionistas y taoístas. El arte funerario ya era característico de la cultura china desde el neolítico (9000-6000 a.C.) y abarcaba desde vasijas rituales y armas hasta figuras de cerámica, jade y recipientes de sacrificio elaborados en bronce. La producción de alfarería es casi igual de antigua, y en ella destaca el primer prototipo de porcelana del mundo, realizado en el siglo VI d.C. en China, que alcanzó su máximo esplendor artístico bajo el reinado de la dinastía Song.

El idioma oficial de China es el mandarín, tal y como se habla en la capital; se denomina putonghua. Alrededor del 70% de la población lo utiliza, pero existen multitud de dialectos y dialectos dentro de dialectos escasamente inteligibles entre sí. De las siete variedades principales, el cantonés es el más común entre los chinos residentes en otros países, además de ser la lengua franca de Guangdong, al sur de Guangxi, Hong Kong y, hasta cierto punto, Macao.

El patrimonio literario chino es inmenso pero, desgraciadamente, inasequible para los lectores occidentales debido a la imposibilidad de su traducción. Tradicionalmente, existen dos formas: la clásica, principalmente confuciana, y la vernácula, como las épicas en prosa de la dinastía Ming. Al teatro chino se lo denomina también ópera, por la importancia que desempeña la música en el mismo, y ha dado lugar a una amplia variedad de estilos artísticos tales como la acrobacia, las artes marciales y la danza. Muchos cinéfilos occidentales son admiradores del cine chino, cuyas producciones se exhiben con gran éxito en los festivales de cine y en las salas alternativas. En los últimos años, ha surgido un grupo de directores de quinta generación de gran talento, posteriores a la Revolución Cultural, entre los que sobresalen Zhang Yimou (Sorgo Rojo), Chen Kaige (Adiós a mi concubina), Wu Ziniu y Tian Zhuangzhuang. No hay que olvidar a los directores de cine de acción de mezcla oriental y occidental de Hong Kong, como John Woo (Hard Boiled) y Ringo Lam (Full Contact), con los que se completa la madura e insigne industria del cine chino.

La gastronomía china es merecidamente famosa; a pesar de su gran variedad, no es recomendable para los escrupulosos. La cocina china consiste en crear platos ingeniosos con un número limitado de ingredientes. Podemos encontrar cuatro estilos gastronómicos regionales: Beijing/mandarín y Shandong, con pan y tallarines cocidos al vapor como productos de primera necesidad; cantonesa y Chaozhou, carne y verduras poco cocinadas; Shangai, cuna de la cocina roja y de las costillas de cerdo wuxi; y Sichuan, comida muy condimentada y con abundante chile. El té es la bebida sin alcohol más común, aunque los refrescos de cola están ganando adeptos; la cerveza es, con diferencia, la bebida alcohólica más popular. El “vino” es un término bastante amplio que incluye brebajes oxidados y de hierbas, vino de arroz, y vino con lagartos, abejas o serpientes en adobo. Otra de las bebidas alcohólicas favoritas es el maotai, una bebida muy fuerte a base de sorgo, cuyo olor se asemeja al alcohol de 96º.
China, el tercer país más grande del mundo, está rodeada al Norte por los desiertos de Mongolia, al Oeste por la meseta tibetana y la cordillera del Himalaya, y al Este por el mar de la China Oriental y el mar de la China Meridional. Desde Pekín, se gobiernan las 22 provincias y las cinco regiones autónomas del país, del mismo modo que las 5.000 islas existentes. Hong Kong y Macao han vuelto a formar parte del país como Regiones Administrativas Especiales (RAE). La costa sureste está salpicada de territorios disputados; el más conocido, Taiwán. También destaca el grupo formado por las islas Spratly, ricas en petróleo, que todos los países de la región ansían explotar; las islas Diaoyutai, conocidas como Senkaku por los japoneses; las Paracels o Xisha para los chinos; y las Pescadores o Penghu.

La variada topografía china incluye desde elevadas montañas hasta monótonas llanuras. La altitud del terreno pasa del conocido techo del mundo del Tíbet, al Oeste, a la meseta de Mongolia central, en dirección Este hacia las llanuras del valle del río Yangzi. La meseta de Yunnan-Guizhbou, al Suroeste, presenta un terreno lacerado donde abundan los rápidos en cañones, las cascadas de agua, las cuevas subterráneas y las cumbres de roca caliza, lo que la convierte en una de las regiones más espectaculares. En el interior son notorios los lagos de agua salada del desierto de Taklamakan y la depresión de Turpan, la región más cálida del país, conocida como el oasis de fuego. El deshielo de la nieve procedente de las montañas del oeste del país y de la meseta tibetana alimenta los ríos Yangzi, Amarillo, Mekong y Salween.

Dada la extensión del país, es lógico que existan una flora y una fauna muy variada. Por desgracia, gran parte del patrimonio natural de China se halla en peligro de extinción o ya ha desaparecido, debido a la destrucción del hábitat en beneficio de la agricultura, la urbanización y la industria. Entre los escasos animales endémicos del país, figuran el oso panda, el leopardo de nieve, el elefante, la oveja argali, el yac salvaje, el reno, el alce, el almizclero, el oso, la cebellina y el tigre. En los más de trescientos lagos y reservas naturales del país habitan grullas, patos, avutardas, garcetas, cisnes y garzas. La flora no se ha resentido tanto por la alta densidad de población como por la deforestación, el pastoreo y el cultivo intensivo. Las últimas grandes zonas forestales se localizan en la región subártica del Noroeste, cerca de la frontera rusa, mientras que la zona tropical sur alberga la mayor variedad de plantas del país, incluida la selva tropical. Entre las múltiples plantas de utilidad, destacan el bambú, el ginseng, la angélica y la fritilaria.

El clima de China oscila entre extremadamente frío o caluroso, con toda una variedad entre medias. Las temperaturas en el Norte pueden descender a los -40ºC en invierno (de diciembre a marzo) y alcanzar los 38°C en verano (de mayo a agosto). La zona del valle central del río Yangzi también experimenta temperaturas extremas entre estaciones. En la zona meridional el verano, húmedo y caluroso, dura de abril a septiembre y, al igual que en el norte del país, coincide con la estación lluviosa. Los tifones pueden arrasar la costa sureste de China entre julio y septiembre. El Noroeste presenta veranos calurosos y secos, y en ella se encuentra el lugar más tórrido del país, Turpan, que ronda los 47ºC. Allí, al igual que en el resto del norte de China, los inviernos son realmente fríos.
A pesar de superarse los 115 puertos de entrada y salida al país, los visitantes acceden a él vía Hong Kong o Shangai. La compañía aérea nacional es la Civil Aviation Administration of China (CAAC, conocida en las rutas internacionales como Air China), pero también opera otra compañía llamada Dragonair, un proyecto conjunto con la línea aérea de Hong Kong, Cathay Pacific (las reservas se efectúan a través de la Cathay Pacific). Las tasas de aeropuerto por despegue son de 90 yuanes (11 dólares), que han de abonarse en moneda local, por lo que se aconseja portar suficiente dinero en yuanes y evitar así cualquier imprevisto de última hora.

Es posible viajar a China desde Europa o Asia (y viceversa) sin abandonar tierra firme. Entre las rutas exóticas figuran Vietnam-China, el ferrocarril transiberiano, Tíbet-Nepal, Xinjiang-Pakistán y Xinjiang-Kazajistán; bajo ningún concepto debe considerarse la idea de viajar en coche, ya que a los extranjeros rara vez se les permite conducir por el país. Otros enclaves de acceso a China son Zhuhai-Macao, Kashgar-Islamabad (Pakistán), a través de la autopista de Karakoram, Urumqi-Almaty (Kazajistán), Kashgar-Bishkek (Kyrgyzstán). Pekín-Pyongyang (Corea del Norte) y Pinxiang/Hekou-Dong Dang/Lao Cai (Vietnam). Del mismo modo es posible entrar al país en un lento barco desde Japón o Corea del Sur. Los puertos más comunes para desplazarse en barco son Shangai, Xiamen (frente a Taiwán), Tanggu (cerca de Tianjin), Macao y, por supuesto, Hong Kong.
Ahora que se ha permitido que las compañías aéreas privadas operen en China, la CAAC ha asumido el papel de organización paraguas sobre otras compañías, incluidas China Eastern, China Southern, China Northern, Great Wall, Yunnan Airlines, entre otras. No existen descuentos, independientemente de donde se adquiera el billete; el viajero deberá asumir el pago de las elevadas comisiones de las agencias. Las tasas de aeropuerto de 50 yuanes se aplican a los vuelos nacionales.

Los autobuses de larga distancia son el medio ideal para desplazarse por el país. Salen con frecuencia y resultan baratos, por contra se hallan atestados de gente y mal ventilados; pero cubren una amplia gama de destinos. Las carreteras son transitables, y hay infinidad de ciudades y pueblos interesantes en las rutas. Una forma de viajar aún mejor es el tren, que llega a cada una de las provincias, a excepción del Tíbet, y cubre más de 52.000 km. Es un medio de transporte económico y relativamente rápido.

Conforme se incrementa el nivel del servicio del transporte por tierra, van desapareciendo los días románticos de los viajes en barco. Aún así, todavía son factibles los viajes en barco entre Hong Kong y tierra firme. El más renombrado es el crucero de tres días de duración a lo largo del río Yangzi, entre Chongqing y Wuhan.

Los taxis no circulan por las calles en busca de viajeros, salvo en las metrópolis, y, aunque la mayoría llevan taxímetro, éste se activa en contadas ocasiones. Los taxis-motocicletas, los triciclos a motor y los taxis a pedales abundan en las principales estaciones de tren y autobús. Hay disponible una gran variedad, siendo económicos y útiles, siempre que a uno no le afecten las subidas de adrenalina ocasionadas por el tráfico. Una vez que el viajero se haya alojado, lo aconsejable es desplazarse en bicicleta alquilada y dejarse llevar por la corriente.
· Breve introducción a la República de China, Oficina de Información del Gobierno, Madrid, 1999
· Amnistía Internacional: China, la plaza de Tiananmen. La matanza de junio de 1989 y sus consecuencias, EDAI, Madrid, 1990
· Li, Zhisui: La vida privada del presidente Mao, Editorial Planeta, Barcelona, 1995
· Franz, Uli: Deng Xiaoping, reformador de China, El País-Aguilar, Madrid, 1988
· Grimm, Tilmann: Mao Zedong, Salvat Editores, Barcelona, 1995
· Lattimore, Owen y Eleanor: Breve historia de China, Espasa-Calpe, Madrid, 1966
· Schmidt-Glintzer, Helwig: Antigua China, Acento Editorial, Madrid, 2001
· Chang, Jung: Cisnes salvajes: tres hijas de China, Circe Ediciones, Barcelona, 2003
· Cheng, Nien: La dama de Shangai, Ediciones Martínez Roca, Madrid, 1998
· Spence, Jonathan: El palacio de la memoria de Mateo Ricci: un jesuita en la China del siglo XVI, Tusquets editores, Barcelona, 2002
· Fairbank, John King: China, una nueva historia, Editorial Andrés Bello, Barcelona, 1997